¿Por qué Cataluña no termina de salir del problema político que tiene?

Cataluña ha pasado por mucho en el 2017, y es que esta comunidad está pasando por una de las crisis políticas más importante en este siglo, esto al quererse separar de España, y la consecuencias como siempre la paga la población, producto de las decisiones de sus políticos.

Lo que pasa en Cataluña es que en esta comunidad hay decisiones políticas muy radicales, y mientras los separatistas piensan que tienen la razón, España, tampoco va a dar su brazo a torcer, así que hay un conflicto claro de los intereses.

La seguridad de muchos ya no es igual

Tal parece que con el problema de la política en Cataluña, muchas personas ya no se sienten tan cómodas en esta comunidad, ya que se sienten inseguras, esto a pesar de que en esta comunidad la mayoría de las personas contratan cerrajeros para tener seguridad profesional y efectiva.

Con la ayuda de los cerrajeros, los catalanes pueden sentir que sus bienes están protegidos de los ladrones, pero de la inseguridad que sienten producto de la situación política, no muchos los pueden ayudar, más que la solución determinante de este conflicto.

Enfrentándose a la cruda realidad

Es cierto que el tema de la separación interesa a muchos catalanes, ya que como nacionalistas que son la mayoría, quieren que su comunidad tenga los mayores beneficios, y se cree que estando separados de España, se va a obtener, pero la realidad es que Cataluña no está teniendo beneficios de toda esta crisis.

Lo que está pasando es que hay una fuerte crisis económica, y es que esta comunidad, una de las mas prosperas de España, se está enfrentando a los mayores niveles de desempleo, y esto no acaba aquí, ya que también son muchas las empresas que cambian su sede social.

Con todo este acoso por parte de España y de la comunidad europea e internacional, Cataluña está siendo acorralada, pero los políticos catalanes no dan su brazo a torcer, e insisten en la separación, pero no se trata solo una decisión de los políticos, ya que en las pasadas elecciones, estos han tenido un importante apoyo de parte de la población.

Los catalanes tienen lo que quieren

Es cierto que las decisiones políticas muchas veces van en contra de lo que quiere la población, pero en el caso de Cataluña, estos han tenido la oportunidad de rechazar las ideas separatistas de algunos políticos catalanes, pero parece que no es así, sino que los apoyan.

En realidad en Cataluña hay una separación clara, ya que parece que la mitad de la población quiere ser parte de España, y la otra mitad no, lo cual es un problema muy grave, ya que cuando una nación no está unida, es mucho más fácil acabar con ella.

Esperemos que en Cataluña haya una solución que pueda favorecer a todos los catalanes, y que España pueda también estar conforme, lo cual parece difícil, pero no imposible, pero lo cierto es que en este conflicto se tardara mucho más en salir.