Efectos de la borrasca Karine en Cataluña

El mundo experimenta grandes cambios climáticos cada día, y en muchos casos ocurren situaciones que pueden llegar a causar grandes destrozos en las diferentes ciudades del mundo, y Cataluña no se escapa de esta situación, como quedó demostrado esta semana.

En esta oportunidad se ha presentado una situación en toda España, excepto Madrid, Ceuta, Extremadura y Canarias, pero el resto del país experimentó fenómenos como vientos, oleaje, nieve. Sin embargo se esperan más borrascas.

Karine colocó en alerta a España

Karine es una borrasca atlántica que inició el pasado lunes 2 de marzo, y provocó grandes fenómenos como vientos, fuertes lluvias, nieve, oleajes altos.

En cuanto a las precipitaciones, fueron fuertes y persistentes, pero con el paso de los días estos efectos han disminuido, tanto en nubosidad y precipitaciones.

Desde el día martes 3 de marzo, la borrasca comenzó a alejarse en dirección a Italia, para finalizar el temporal que ha combinado mar, viento y lluvia. Sin embargo todavía el martes se presentarán precipitaciones en la zona norte peninsular.

Pero aún está latente el peligro en las zonas altas y costeras, pero en zonas como Castellón y Leyda también deben tomar sus previsiones. Como lo haces en cuanto a la seguridad de tu hogar cuando contratas al cerrajero para reforzar la entrada principal.

Y al salir a las calles, deben tener mucho cuidado porque han quedado restos de materiales derribados rondando en los aires.

Destrozos que ha dejado en Cataluña

La borrasca Karine golpeó muchas ciudades de España, una de las más afectadas ha sido Cataluña, en la cual sus fuertes vientos lograron hacer que las calles de esta noble ciudad alcanzaran la apariencia de una noche post-guerra.

En el municipio de Cervera han sido testigos de los destrozos en las calles que fueron consecuencias de vientos huracanados de más de 100 Km por hora, que golpearon por horas las ventanas de las casas de Cataluña.

Los vecinos también han hecho referencia a los fuertes ruidos, los cuales correspondían a la cantidad de árboles fueron derribados en la calle, así como locales comerciales por completo destrozados.

También algunas estructuras quedaron gravemente afectadas, como el pabellón del municipio, que en medio de los vientos, se ha quedado sin techo, y los restos se han encontrado esparcidos en diferentes zonas del municipio.

Por otra parte, en Giroma también hubo destrozos en la infraestructura, por ejemplo el Polideportivo de Canet d’Adri se ha quedado sin tejado, entre otros daños que serán solventados en las próximas semanas.

Pero se esperan nuevos temporales

Aunque ya la borrasca Karine se ha alejado de esta zona, el pasado miércoles el Meteo France ha hecho referencia de una nueva borrasca que se está formando, denominada Myriam.

Al parecer ésta se encargará de prolongar el mal tiempo en la zona este peninsular, por lo que ha sido activado el aviso naranja.

Se esperan malas condiciones del viento en zonas como Ampurdán y el litoral catalán. También se esperan precipitaciones y algunas nevadas en la zona norte de la montaña.

De acuerdo a las condiciones observadas, esta borrasca irá en dirección al Mediterráneo, pero luego de que ésta pase, se formará otra borrasca atlántica, porque todo lo que está ocurriendo es lo que se conoce como un tren de borrascas.