División en el independentismo

Cataluña es una región y comunidad autónoma de España, que cuenta con una fuerte economía basada en el turismo y en la producción de servicios; así como también es conocida por ser sede de famosas empresas de cerrajeros.

Debido a su inmenso desarrollo y estabilidad económica, su propia cultura e idioma, sumado a esto el peso de la historia, han realizado grandes esfuerzos para poder concretar su independencia del territorio Español, desafortunadamente para ellos, no lo han conseguido aún. Los catalanes alegan, que siendo un territorio independiente, ellos tendrían una mejor calidad de vida.

La división se interpone para lograr el independentismo

 El juicio que puso en el banquillo de los acusados a responsables políticos y a líderes de la asamblea nacional catalana; ha logrado que las diferentes partes del secesionismo se mantengan unidas. No obstante la diada, o también conocido como el día de Cataluña, celebrado el 11 de Septiembre; organizada por los partidos independentista, estaba buscando hacer un llamado a todos los partidos que componen el movimiento independentista, para romper la hoja de la ruta común.

Sin embargo debido a esto, exlíderes del ERC (Esquerra Republicana de Catalunya), han anunciado que no asistirán a la marcha del 11 de septiembre, esto debido a que un “grupo de exaltados, quieren convertirlo en un aquelarre purificador contra los traidores”.

Los que fueron consejeros republicanos Anna Simó, y Josep Huguet, comunicaron a través de la red social de Twitter, que no asistirán a la marcha: “O bien, antes del 11 de septiembre esta música anti partidos, y especialmente anti-ERC, se para o buen viento”.

Anna Simó, quien también manifestó que no asistirá a la manifestación; será juzgada por desobediencia, ella y otros miembros del parlament, quienes fueron los que permitieron la votación de las leyes de desconexión en el 2017.

La Diada, causa de la división

Desde hace tiempo, la Asamblea Nacional Catalana, está lanzando dardos, a los partidos, acusándolos de que están priorizando sus intereses partidistas. Ahora la Asamblea ha anunciado, que los políticos independentistas no tendrán un lugar especial en la manifestación del 11S, alegando que ellos deben ir con el pueblo, con todo el mundo.

Esta decisión no ha sentado bien a los líderes partidistas, que se tomaron la declaración como un ataque, y para expresar su rechazo anunciaron que no irán.

Por su parte Marcel Mauri, ha declarado que “no hay ninguna exclusión a nadie”.

El malestar de ER es enorme, que afirma que la Asamblea tiene un doble propósito, y que las críticas son más fuertes contra ellos que contra Junts Per Catalunya.

El expresidenete Puigdemont, declaró que la “Diada debe ser una expresión de unidad absoluta”.

No obstantes estos disgustos sólo muestran que el independentismo tiene sus caras, sus diferencias, y sus distintas posiciones, pero que el fin es el mismo, teniendo todos un objetivo común, sólo que hay que priorizar el objetivo, y por supuesto, abandonar todo tipo de lucha partidista; tal como expresó Paluzie, presidenta de la Asamblea Nacional Catalana.

Post navigation